Endoscopia


En nuestra clínica veterinaria en Burgos, en muchos casos mediante una endoscopia, se resuelven muchas cirugías, siendo un método mucho menos invasivo. La endoscopia es actualmente una técnica cada vez más utilizada en la clínica veterinaria de pequeños animales por ser un procedimiento poco cruento y mínimamente invasivo.

Utilizando un orificio natural (boca, nariz o ano) o bien realizando una pequeña incisión, procedemos a introducir en el animal un tubo o endoscopio con video-camara, que nos trasmite las imágenes a un monitor. De esta forma podemos diagnosticar, tomar muestras para biopsia y, en muchos casos, intervenir quirúrgicamente evitando así una cirugía abierta.

La endoscopia es la única posibilidad de supervivencia en la clínica veterinaria para aquellos animales que se tragan huesos o cuerpos extraños y se quedan atrapados en el esófago. La endoscopia es también muy utilizada en la extracción de espigas que penetran por la nariz de nuestros pacientes.