MEDICINA PREVENTIVA

El veterinario no se ocupa sólo de curar enfermedades también se encarga de evitar, en la medida de lo posible, que aparezcan o se agraven.

Los chequeos rutinarios son fundamentales sobre todo a partir de una determinada edad para poder realizar tratamientos precoces antes de que la enfermedad se instaure.

Según edad, zona donde resida, zona donde se vaya a viajar, época del año, etc. hay que programar una serie de controles periódicos y de tratamientos preventivos.

Dentro de la medicina preventiva en la clínica se engloban los planes vacúnales, tratamiento antiparasitarios, planes de prevención de enfermedad periodontal, planes geriátricos preventivos y planes personalizados para cada mascota que englobe los aspectos en cada caso más importantes y nos ayude a prevenir desde problemas de salud leves a graves enfermedades y urgencias veterinarias.